viernes, 23 de junio de 2017

Caza futurista, paso a paso II (Pintura)

Continuamos con la creación de nuestro avión caza futurista, para dejarlo listo para nuestras partidas de CF. Después de terminado el montaje a partir de scratch building comenzamos con la pintura.













Para la tobera principal hemos usado color cobre de Game Color, acero natural de Model Color, ambas de Vallejo, y plateado Mithril de Citadel. Intentamos conseguir un efecto por un lado de tornasolado y por otro de quemado. Para dar un acabado a la tobera, una vez seca la pintura, se usó un par de lavados de Citadel; Devlan Mud para la parte metalica que queriamos más tornasolada y badab black para las partes más oscuras.

El interior de la cabina se pintó con el mismo color plateado y algunos tonos a pincel seco de cobre. Los asientos en marrón chocolate de con un poco de luz de marrón cuero (Model Color y Game Color respectivamente). Una vez secos se le dio badab black.

Comenzamos con la pintura del avión propiamente dicho. Para ello utilizamos dos colores tan solo, las imprimaciones blanco y negro de Vallejo y lo aplicaremos a aerografo. Se imprimió todo la nave en negro y a partir de ir mezclando con el blanco se fue subiendo tonos de grises donde queríamos ir resaltando las partes más sobresalientes de la nave.













Recordad que se debe enmascarar la cabina para no manchar el cristal de pintura.













Ahora comenzamos con los detalles. Hemos aplicado un pequeño efecto oxido a partir de marrón naranja y marrón cuero de Model Color, dando pinceladas muy diluidas.













El cañón ametrallador se resaltó un poco con acero natural y badab black.













 En el techo pusimos un numero y letras identificativas. Para ello hicimos una plantilla en papel, recortada con una cuchilla x-acto. La sujetamos con cinta de carrocero sobre el modelo. Con una esponja impregnada en negro imprimación fuimos dándole pequeños toques sobre dicha plantilla. Una vez retirada éste fue el resultado.













Ya solo nos quedaba algunos pequeños detalles. Las toberas bajo las alas se pintaron de forma similar a la principal, aunque levemente, dejando el gris de la nave predominando sobre el metal. La salidas de gases de la cabina y algún que otro detalle se oscureció con badab black.













Algunas fotos del modelo ya acabado.




















































Por ultimó os dejamos un par de fotografías del avión en una mesa de juego, lista para nuestras batallas.















domingo, 18 de junio de 2017

Caza futurista, paso a paso I (Montaje)

En este tutorial vamos a crear mediante scratch build una especie de caza futurista a partir de juguetes y elementos de nuestra caja de restos. Según la wikipedia el scratch building  es el proceso de construcción de un modelo a escala "desde cero", es decir, a partir de materias primas, en lugar de la construcción de ésta a partir de un kit comercial o comprarlo pre-ensamblado.

Aunque nuestra intención en principio es utilizarlo como elemento de escenografía bien podría servir para nuestras partidas de wargames como un vehículo utilizable en el juego.

Materiales:
- Un helicoptero de juguete de escala adecuada para nuestras miniaturas.
- Un avión caza también de juguete de una escala menor.
- Un comedero en metracrilato para pájaros.
- Capuchas de rotulador.
- Un tapón irrellenable de bebidas alcohólicas.
- Dos portalamparas de tubos fluorescentes.
- Un trozo pequeño de poliestireno expandido.
- Un depresor de madera o palo de helado.
- Masilla de reparación o de modelar.
- Cable eléctrico de 1,5 mm de un solo hilo.
- Un par de ruedas de juguete.
- Dos tapones de leche.
- Tres soportes de plástico.
- Un portaretratos en metracrilato.
- Tubos de plástico, por ejemplo los de palillos para los oídos.
- Tornillos.
- Taco de pared.
- Chincheta.
- Pegamento.
- Pinturas acrílicas.

Herramientas:
- Destornillador.
- Aerógrafo.
- Pinceles.
- Cortahilos.
- Dremel con disco de cuchilla o una segueta de modelismo.
- Papel de lija de grano fino.













Primero debemos desempaquetar las piezas principales de lo que sera nuestra maqueta, es decir los dos juguetes, el avión y el helicóptero. Posteriormente tendremos que desmontar ambos juguetes y seleccionar las piezas que nos servirán. Las que sobren no deben tirarse, alimentaran nuestra caja de restos para futuros proyectos.













A continuación cortamos la cola del helicóptero y el morro del avión ya que por ambas partes irán unidos para conformar nuestra pieza. También recortaremos el cristal del helicóptero y el suelo de la cabina.













Procedemos a despiezar el casillero de comida para pájaros. La parte superior habrá de servirnos como cristal para la cabina y la inferior como base del interior de ésta.













Unimos la cabina y el resto del avión. Aseguraros que el pegamento seque bien y quede fuerte la unión. Recomendamos que incluso utilicéis un tornillo o similar para dar fuerza.













Mientras esperamos podemos hacer otros elementos. Uno de ellos es el motor principal, fabricado a partir de un par de tapones de rotuladores y de un tapón irrellenable de botellas de alcohol.













Empezamos el interior de la cabina. Con un trozo de poliestireno expandido hacemos la forma básica de los asientos y lo forramos con la madera del palo de helado.













Una vez forrado todo el corcho pegaremos en la base inferior el comedero de pájaros. Anteriormente lo habremos cortado, reservando la parte de abajo del mismo.













Ahora, con masilla de reparación o de modelismo se esculpen los asientos. Si se desea, con un par de trozos de hilo de cobre se pueden hacer los mandos del aparato.













Volvamos con nuestra estructura base del avión. Utilizamos los portalamparas, hilo de cobre, algún tapón y el resto del avión de juguete, para hacer la parte inferior. Aquí se encontraran los motores.







































Con soportes de plástico podemos hacer el tren de aterrizaje. Estos en concreto eran sujeciones de juguete que suelen venir en las cajas. Se pueden asegurar a la base con tornillos para dar más fuerza a la estructura. Se cortan con la forma adecuada y se pegan. Para ocultar los tornillos se usó unos tubos de plástico.


























Para las toberas debajo de las alas se ha usado unas ruedas de coche de juguete y tapones de leche. A ambos se le ha lijado las lineas que tenían para dejarlos lisos.













Un inciso. Uno de los materiales que usaremos en el siguiente paso es una plancha de metracrilato. Lo ideal sería usar plasticard, pero de ese grosor suele ser caro y costoso de encontrar. Comprar una plancha entera, si no se le va a dar mucho uso, también puede ser bastante caro. Una solución sencilla y barata para ello es usar portaretratos de dicho material. Además nos vendrá muy bien para futuros proyectos.













Recortamos el metracrilato con la forma de abajo de la cabina y le pegamos una de las patas del tren de aterrizaje. Recordad que no se podrá unir al resto de la cabina hasta que no esté pintado y montado el interior del mismo.













Con un taco de pared para tornillos y tubos de plástico hacemos el ametrallador del morro. Unimos el cristal de la cabina. También añadimos una chincheta en el techo para tapar el agujero donde estaban las hélices.













Por ultimo detallamos los alerones de cola. Con las luces del helicóptero hacemos un par de toberas extra, y usamos el alerón de éste para pegarlo al avión.













Ya tenemos casi listo nuestro caza de combate del futuro. Quedaria por unir tanto el motor principal como la parte inferior de la cabina, pero es mejor pegarlos una vez terminado el proceso de pintura.















sábado, 7 de mayo de 2016

Autobús oxidado, paso a paso.

Vamos a realizar un autobús viejo, oxidado y polvoriento, fruto del abandono y del paso de los años. Está pensado en principio como escenografía para nuestros juegos de batallas, aunque bien puede ser utilizado como vehículo propiamente dicho, ya que preferimos conservar los neumáticos.

El autobús bien puede ser utilizado en una ambientación bélica actual o incluso en mundo post apocalíptico más propio del género de CF. De hecho fue estrenado en una partida ambientada en un estallido zombie.

Materiales:
- Un autobús de juguete de la escala adecuada a nuestro juego.
- Spray de imprimación negra o marrón.
- Spray de color plateado o aluminio.
- Spray de barniz mate.
- Laca para el pelo.
- Sal.
- Papel de acetato.
- Pegamento.
- Pinturas acrílicas.

Herramientas:
- Aerógrafo.
- Destornillador.
- Secador de pelo.
- Un cepillo de dientes.
- Pinceles.
















Primeros pasos:

Una vez desempaquetado el juguete debemos desmontarlo. Para ello utilizaremos el destornillador adecuado a los tornillos que se presentan bajo el modelo. Además debemos quitar las posibles pegatinas que lleve, por lo que las despegaremos ayudándonos dando calor con un secador de pelo (ojo, cuidado no aplicar demasiado o se reblandecerá el plástico).
















Pintura:

Imprimamos en color negro todo el despiece. En este paso, tanto el chasis como el bajo del vehículo puede ser imprimido con spray marrón en vez de negro. En todo caso estas partes deberán ser pintadas completamente a base de diferentes tonos de marrones y ocres.

















Los asientos pueden obtener fácilmente un poco de color a base de un pincel seco de gris sobre negro, así parecerá que es un interior polvoriento.
















Para el oxido del chasis utilizaremos la técnica la laca y la sal, así conseguiremos los desconchados y arañazos de la pintura. Hay numerosos tutoriales y vídeos explicativos en la red explicando dicha técnica. A grandes rasgos consiste en aplicar en las zonas que queramos oxidadas un poco de laca con nuestro aerógrafo para luego espolvorear sal sobre ellas. La sal se adhiere a la laca y servirá de "mascara" para el posterior pintado del color base.
















Con el spray de color plateado aplicamos el color base sobre el chasis. Obviamente se puede cambiar el color base para el vehículo en este paso por otro spray del color deseado. Elegimos este color por el buen contraste que obtenemos con el oxido. Una vez seco, con un cepillo de dientes y agua, eliminamos la sal, consiguiendo el efecto  desconchados y arañazos típicos de un vehículo abandonado.
















Para simular los cristales hemos usado papel de acetato cortados a la medida de las ventanas y pegado al interior del chasis. También desde dentro pintamos los cristales para que parecieran rotos y ensangrentados.
















Siguiendo con esta linea de vehículo ensangrentado, con esmalte rojo para modelismo y pegamento hicimos una "mezcla gore" a parte iguales, aplicando la pasta resultante por asientos y suelo.
















Una vez listo el interior montamos de nuevo el vehículo, atornillando por la parte inferior. Un consejo en este paso, pegad las ruedas desde el interior para queden fijas y no rueden, así evitaremos posibles desconchados en la pintura de estas.
















Y llegamos a la parte divertida: Ensuciar y dar más oxido. Tiremos de imaginación. Usad muchos tonos de marrones, ocres y naranjas. Podéis mezclar varias técnicas, como veladuras para dar chorretones de oxido o pincel seco para crear polvo. Incluso podéis salpicar con un cepillo de dientes para imitar barro.
















Un ultimo consejo, si utilizáis barniz mate en spray para proteger el modelo, no enmascaréis en este caso las ventanas, todo lo contrario, también aplicad sobre ellas el barniz. Conseguiremos que el acetato se vuelva sucio, semi opaco, dando un aspecto de viejo al conjunto.

lunes, 22 de febrero de 2016

TRUCOS Y CONSEJOS: Textura con arena.

Nosotros normalmente texturizamos las bases de nuestra escenografía con arena, ya sea de río (más gruesa) o de playa (más fina). El acabado sera diferente si se utiliza una u otra, dando la de río más relieve que la de playa.

Lo primero que debemos hacer es dar una mano de cola blanca.














Antes de su secado tenemos que espolvorear la arena sobre la superficie y esperar a que seque.














Una vez seca eliminamos la arena que no se ha adherido sacudiendo un poco la base de la escenografía. Posteriormente le aplicamos un par de manos de cola blanca diluida en agua al 50%. Recuerde esperar a que seque entre mano y mano. Esto protegerá la arena ademas de que sirve para impermeabilizar para pintar.














Un consejo, si la pieza es fina y se comba, como en el caso de mdf o madera de balsa de poco grosor, se puede dejar un día bajo algo de peso para recuperar su forma.














Si queremos alguna parte en concreto con una elevación de la superficie o simplemente endurecer, se puede hacer lo siguiente. Mezclando a partes iguales cola con arena se consigue una pasta que una vez seca es muy dura y resistente.














Otro consejo para terminar. Nosotros texturizamos la parte inferior de nuestras escenografías tal como hemos descrito con arena fina. Con esto se logra que la base esté protegida por debajo además que da mucho más agarre en una mesa de juego.